Activación Muscular ©

Siempre hemos pensado en la tensión muscular como un problema. Tradicionalmente se ha intentado eliminarla relajando o estirando los músculos. 
Esta tensión es la mejor solución que nuestro sistema neuromuscular ha encontrado para responder a un desajuste, y por tanto, no es un problema en sí, sino un síntoma. Esta revolucionaria forma de ver las cosas, hace a la Activación Muscular diferente de muchas terapias.

Explicado de una forma sencilla, cada vez que un músculo no haga su trabajo adecuadamente, otro tendrá que "hacer horas extra" para poder mantener la integridad del sistema.

Esta compensación es la mejor opción a corto plazo, pero si persiste durante el tiempo, puede provocar incomodidad, tensión excesiva, dolor, menor movilidad, desgaste irregular en articulaciones,...  

¿En qué consiste el trabajo de Activación Muscular?

Mediante un sistema de chequeos muy específico, identificamos cuáles son las piezas del sistema que no están funcionando adecuadamente, articulación por articulación.

Una vez identificadas, el objetivo es ponerlas en marcha, conseguir que “arranquen”. Esto lo logramos con ejercicios de reajuste muy específicos.

Tras conseguir esto, el siguiente paso es el refuerzo. Sería el entrenamiento específico de esas zonas más vulnerables, para conseguir que cada vez toleren más carga de trabajo.

A diferencia de otras terapias, no tratamos el dolor/ tensión (suelen ser síntomas), sino la debilidad, que es la verdadera causante del problema.

¿Cuáles son los resultados/ beneficios?

Lo que conseguimos es que los músculos hagan su trabajo de la forma más equilibrada posible. Si tenemos en cuenta que la función de la musculatura es controlar y mover las articulaciones, en definitiva estamos incrementando la estabilidad articular.

Cuando una articulación es más estable, la tensión excesiva de los músculos que la rodean disminuye, se reducen las molestias asociadas y aumenta la movilidad. A largo plazo estamos previniendo posibles lesiones degenerativas en la articulación.  

¿A quién va dirigido?

Todos necesitamos tener un sistema músculo-articular funcionando en condiciones óptimas. Desde deportistas de elite hasta las personas más sedentarias pueden mejorar su rendimiento y calidad de vida si sus articulaciones son más estables. 

Nuestro objetivo final es preparar al cliente para tolerar las exigencias de su vida diaria, sean cuales sean estas.

 

AHORA TAMBIÉN:
ASESORAMIENTO PARA EQUIPOS Y DEPORTISTAS DE ÉLITE

Consulta condiciones